Compartir:



Por tercer año consecutivo, la playa de A Concha acogerá un oasis de "chill out" destinado a deleitar a los sibaritas de una buena caipirinha en la arena mientras el sol se oculta. "Ás 9 na praia" regresa una vez más de la mano de los hosteleros de Ahituvi y el Concello de Vilagarcía, que este año ha decidido, a petición de la propia asociación, adquirir en propiedad todo el mobiliario del evento para abaratar costes respecto a años posteriores. Esta fiesta de promoción de la hostelería local se prolongará de 21 a 1 horas desde el próximo martes hasta el domingo.
La presentación de "Ás 9 na praia" reunió al alcalde, Tomás Fole, con el presidente de Ahituvi, Roberto Gerpe, y otros dos miembros del colectivo de hosteleros. Fole quiso expresar su compromiso con todos los eventos promovidos por la asociación, ya que, insistió, "son una señal de que la hostelería de la ciudad se mueve y tiene iniciativa". "A esta fiesta", añadió, "no le hace falta cumplir 18 años para llegar a la mayoría de edad. Ya está consolidada y queremos dar continuidad a nuestro apoyo".
Por esta razón el Concello ha adquirido este año el mobiliario que se empleará durante esta semana de celebración "chill out", ya que en años anteriores, y con un desembolso muy similar, todo este material era alquilado. Así, los hosteleros aseguran que "en dos o tres años esta fiesta no le costará ni un euro al Concello, que podrá apoyarnos en otro tipo de aventuras".
Tanto los miembros de Ahituvi como Fole aseguraron que la colaboración entre Concello y hosteleros dará sus frutos en las próximas semanas con la organización de más actividades que promuevan el turismo en la localidad, que es el propósito que mueve a ambas partes. 
Más espacio, más clientes
Dado el éxito de las pasadas ediciones, el año pasado se vendieron 400 cócteles en cada jornada de fiesta, la organización se ha visto obligada a ampliar el espacio con nuevas mesas y esterillas. En esta ocasión habrá 15 zonas, por nueve el año pasado. También se añadirá el daikiri de fresa a la carta, que tendrá precios similares, cuatro euros los cócteles, dos las bebidas sin alcohol y cervezas; y un euro el agua. 
Los hosteleros dicen que este evento está propiciando una sana competencia entre los negocios de la ciudad, que mejoran su oferta de combinados.
Los encargados de poner la música serán Agua Dj, Moe, Toño Caneda y Curtis. 
Ocho personas trabajarán cada jornada de cara al público, con otras cuatro de apoyo, para que salga todo a la perfección.


Fuente: Damian Pereira, Faro de Vigo
 
Top