Compartir:
0


La "Noite Meiga" transforma a la localidad vilagarciana en un poblado lleno de pallozas en la que los conjuros, la "queimada" y las brujas son las estrellas de la noche.
Esta actividad, que cada año suma más adeptos, repartirá 540 litros de aguardiente entre los vecinos divididos entre las nueve pallozas distribuidas por la localidad. Además, en cada una de ellas se ofrecerán diferentes variedades culinarias para acompañar a la tradicional "queimada". Esta atractiva bebida, que buscará ahuyentar a las "meigas", se servirá en tacitas de barro, "tenemos previsto que en cada uno de los poblados haya un total de 300 recipientes" comenta la Concelleira de Cultura, Ángeles Rodríguez.
Un poblado de brujas
En la celebración de esta actividad participan nueve asociaciones que dispondrán de una palloza cada una de ellas. Gracias a la colaboración de todos estos colectivos se consigue que Vilagarcía se transforme en un poblado de brujas en dónde los conjuros y los vestidos negros son los protagonistas.
Así en la Avenida de la Marina se encuentran las brujas de "O Noso Lar", en la Praza de Galicia está el poblado del grupo "La Junquera" y los "Remolóns", en la Rúa Castelao reparte queimada la "Asociación Fontefría" de Guillán y en la Praza de O Castro la Asociación "Malveiras". De la misma manera en la Rúa Castor Sánchez se coloca la palloza de la Asociación "A Cantarela", en la Praza de España el colectivo de esa plaza son los encargados de animar el ambiente en esa zona, en la Rúa de A Baldosa se colocan los representantes de Zona Aberta y por último en la Rúa Alcalde Rey Daviña la Asociación "Nós" . 
En cada una de estas pallozas se repartirán las tazas de "queimada" y además se deleitará con alguna variedad gastronómica, así mientras en uno dan raciones de callos, en otro chorizos al vino y en otro pequeños bocadillos.
A pesar de que la comida se comienza a repartir a partir de las 22:00 horas, la "queimada" se entrega pasadas las 00:00 horas, o lo que es lo mismo, después de que se dé el chupinazo de salida en la explanada del Auditorio en dónde se quema una bruja para dar comienzo al festejo.
Diversos premios
Al igual que en ediciones anteriores los organizadores quieren que los vilagarcianos y los turistas participen activamente en este evento. Así, para hacer más atractiva esta "Noite Meiga" se reparten premios entre las personas mejor disfrazadas y se hace un sorteo entre todos aquellos que cuñen su tarjeta por lo menos en cinco pallozas diferentes.
De esta manera, en la Rúa de A Baldosa hay colocada una carpa en la que todos los interesados en participar en el concurso al mejor disfraz podrán sacarse una fotografía. Todas estas instantáneas se subirán a una dirección de Internet en la que se podrá votar, los que reciban más votos serán los ganadores. Hay premios por grupos, individual y también infantil. En esta misma carpa los interesados también pueden comprar una camiseta de la "Noite Meiga".
Esta iniciativa, comentan desde las diferentes asociaciones organizadoras, es un buen colofón para cerrar las fiestas de San Roque por lo que esperan que, como en años anteriores, sean muchos los vecinos y demás curiosos los que decidan pasear por este poblado brujo y se atrevan a probar la "queimada" para ahuyentar a las "meigas".

Publicar un comentario Disqus

 
Top