Compartir:
Nos encontramos desplazados estos días en Canarias, y vemos las noticias de Vilagarcía en la Televisión, más que nunca como centro de atención a nivel nacional por tres motivos en menos de un mes:

EL BUENO: Benito Romero "Nito" es un hombre bueno. Policía local en Vilagarcía, competente, implicado y buena gente. Muy conocido en el pueblo no solo como profesional, sino por su implicación en los colegios, impartiendo clases de seguridad vial, como miembro de la Fundación Galega contra o Narcotráfico, como creador del "plan serviola" y a quien no le importa meterse en el papel del gato con botas para acercar la música a los más pequeños.

Hace unas horas ejerciendo su labor como policía sufrió un accidente y se encuentra en el hospital Montecelo, grave, aunque fuera de peligro por un disparo fortuito.

Necesitamos a Nito, y necesitamos a más gente como él. Ponte bueno, y vuelve pronto.

EL FEO: La ordenanza municipal de circulación, que sin necesidad nos pone como centro de atención incluso aquí, donde los compañeros de profesión nos preguntan si es cierto que no se puede hacer grupos en las calles. Y uno ya no sabe que contestar.
Como cuando todos los Arousanos eramos narcos, y explicabas que no, que no es así, pero déjalo.

Necesitamos noticias buenas, y que a tres mil kilometros nos conozcan por A Festa das Uvas, A festa da auga, por nuestra gastronomía y por nuestra ría, que aunque no nos lo creamos, es un paraíso. Aunque eso sí, sin aprovechar.

EL MALO: Y vimos otra noticia hace un par de días, cuando un banquero, Santiago P.S.,  se escapa con un millón de euros de la oficina de la Caixa, dejando a su familia abandonada, huyendo, presumiblemente, a sudamerica.

No necesitamos a gente como él. Que le cunda, y que no vuelva.

Foto: Diego Couso
Texto: Redacción


 
Top