Compartir:


Del 12 de enero al 20 de febrero de 2001 tuvo lugar la exposición más exitosa de cuántas hayan pasado hasta la fecha por la Casa da Cultura. La cuantificación de visitantes se vio incrementada de manera exponencial hasta lograr la imbatible cifra de 30.000 almas, gracias sobre todo al incesante trasiego de escolares por las diversas partes de las que constaba la muestra, unas visitas didácticas a modo de actividad escolar de las que se encargaba Manolo Suárez, cuyos conocimientos sobre la historia del ferrocarril local se transformaron en amenas clases que los escolares de las más diversas edades supieron apreciar, aunque la atracción estrella para los más peques la constituía la maqueta ferroviaria que ocupaba casi todo un lateral de la sala principal.
La exposición se vio complementada con diversas conferencias, como la dedicada al escritor y músico ferroviario Xosé Ibáñez*, un concurso de redacción para escolares y varias proyecciones de películas de temática ferroviaria como “El tren de la vida” o “El bosque animado”. Como se dice en estos casos, fueron días de vino y rosas para Arousa Tren, la organizadora de la exposición junto con el Museo del Ferrocarril de Madrid y el apoyo incondicional de Ravella.
La siguiente meta de la asociación arousana de amigos del ferrocarril terminó por convertirse en toda una utopía, la creación y gestión de un Museo Ferroviario en la estación vieja de Carril. Para ello se convocaron incontables reuniones en la Alcaldía, se presentaron ideas, memorias y un minucioso y detallado proyecto de viabilidad de 50 páginas con presupuestos, esquemas y toda clase de planos a escala.
La realidad es que el actual museo se hizo a espaldas de ATAF, no se respetó el proyecto de César Mazaira, entonces presidente de la asociación fallecido antes de su inauguración, porque él nunca hubiera dado el visto bueno ni a la reforma del interior ni a los materiales empleados tanto en la cubierta como en la marquesina. Eso sí, casi todo lo expuesto allí formaba parte de su valiosa colección personal de miniaturas, cedida al museo tras su muerte, pero ni Arousa Tren dispone de un espacio propio ni hasta el día de hoy se le ha requerido para gestionar las actividades propias de este tipo de espacios.
------------
Texto: Manuel Guinarte, delegado de medios audiovisuales de Arousa Tren Amigos do Ferrocarril (ATAF).
Imágenes de la exposición O TREN EN MARCHA. Casa da Cultura de Vilagarcía.
*Vídeo resumen de la conferencia: poner en el buscador de Youtube "Xosé Ibáñez" .
 
Top