Compartir:
0

AHORA SÍ SE VE LA IGLESIA DE SANTA EULALIA

Augusto Metztli: Domingo 7 de junio, previo a la celebración del Corpus, fuimos a fotografiar el muñón del árbol centenario de la plaza España (despojos cada vez más comunes en Vilagarcía de Arousa, al punto que ya son marca de la casa).
Cortaron el que estorbaba la magnífica visual que hay desde el puente de santa Rita, hasta la iglesia de santa Eulalia. El argumento como siempre es que el árbol estaba "podrido" por dentro. Lo de "podrido por dentro" me lleva a una confusión ¿quién estaba podrido por dentro?

Los árboles en Vilagarcía se pudren y enferman de manera espontánea, y es curioso porque siempre les sucede eso, a los árboles que estorban visuales interesantes para curas o empresarios, o que ocupaban el espacio de un futurible parking.

Mientras registrábamos el espacio vacío del árbol arrancado, estaban unos señores comentando la escena, uno de ellos un conocido pintor vilagarcián. Hablamos con él y nos contó que vio cuando estos árboles eran pequeños, los ha visto crecer y va a lamentar su ausencia, no se lo explica, dijo textualmente: "Tenía raíces fuertes, sobreviviría, no había motivos para cortarlo".

Nos faltan árboles, nos sobra Tomás Fole.

Publicar un comentario Disqus

 
Top