Los arousans salieron a la calle a reclamar que Cuca se quede. La conservera, con 77 años de tradicción será, si nada lo evita, desmantelada y la producción será enviada a O Grove.

FIRMA NO AL CIERRE