Compartir:



Amancebados y fariseos. Hubo un tiempo en que Vilagarcía, por unas cosas o por otras, estaba en todas las cadenas de TV, sobre todo por los temas relacionados con el narcotráfico. Que si la Operación Nécora, que si los ajustes de cuentas entre clanes... Pero hete aquí que, dada la proliferación de espacios reality como el que presentaba Arturo Pérez Reverte, nuestra ciudad volvió a estar otra vez en el candelero, y todo por culpa de unas hostias como Dios manda, la que el intransigente cura no quiso dar, y las dos que el propio sacerdote recibió a continuación.

Vilagarcía como city of sin, viviendo en pecado a los ojos del señor, ese mismo ser que a través del gigantesco ojo de la Parroquial y desde el altar mayor vigilaba todos nuestros movimientos, y nosotros acongojados con semejante espionaje celestial casi ni respirábamos en misas, catequesis y comuniones varias.

Ay!, esas benditas leiras del “quítame allá esos muros”, cuarenta años hará que rebosaban de tentadores frutales, como la propia finca de Los Padres, lugar de paseo y remanso de paz clerical, hoy mancillada y desposeída de cualquier belleza natural, con sus perales, manzanos y cerezos, tan codiciados por la chavalada que tan divina propiedad fue objeto de una invasión preadolescente sin nocturnidad pero con ingentes dosis de alevosía.

En tan arriesgada incursión un implacable religioso de paisano me atrapó vilmente por la espalda, y me interrogó en un despacho cual SCI sacramental (Scene Claretian Investigation). Y vaya si me interrogó, pero para su desdicha no pude hablar del susto y sus pesquisas no dieron fruto alguno, así que al rato me soltó por la puerta principal del templo; a la salida, nada mejor para aliviar el mal trago que pasarse por la fábrica de gaseosas adyacente, para suplicar por la gloria de mi padre una sabrosa y refrescante naranjada Record, que así se denominaba la humilde bebida. ¡Y sin pagar nada, oiga!


Curiosos suceso el de Vilagarcía, ¿no?
------------
Texto y grabación imágenes*: Manuel Guinarte.
*Telediario, 20/10/1993. Programa CÓDIGO UNO. 25/10/1993.
 
Top