Nota de prensa del Grupo Municipal del PP sobre las quejas recibidas por padres de los niños de A Escardia sobre la falta de mantenimiento de la calle Ramón Piñeiro. 

El Partido Popular denuncia que transitar por algunas calles de Vilagarcía, como Ramón Piñeiro, se ha convertido en “un auténtico peligro” por culpa del “abandono” que padecen los viales. Apenas un año después de que el gobierno socialista de Ravella convocase a los medios de comunicación para estrenar las nuevas aceras hormigonadas de la céntrica calle, esta se ha convertido en un riesgo manifiesto para personas mayores y niños.

Ramón Piñeiro tendría que ser una calle “especialmente sensible” a la hora de fijar un control y mantenimiento de las condiciones de seguridad para los peatones, ya que ahí se emplaza la residencia y el colegio de A Escardia, por lo que se trata de una zona transitada habitualmente por ambos grupos y con ellos, sus familiares.

La presencia de verdín y vegetación sobre la acera recientemente hormigonada multiplica el riesgo de resbalones y caídas y ya se han producido sustos severos, tal y como nos han hecho llegar vecinos y usuarios de esa calle, algo que se ha agravado esta semana por las intensas precipitaciones y la falta de limpieza por parte del Concello.

Los populares no pueden entender ni permitir que una obra que los socialistas vendieron como la supuesta solución a los problemas de accesibilidad de la calle se haya dejado sin el mantenimiento más básico. Esta dejadez provoca que los peatones se vean en un riesgo constante al transitar por esta acera y que muchos de ellos opten por cruzar y utilizar cada vez menos el vial sobre el que se ha actuado recientemente.

Para Elena Suárez, “una vez más este gobierno parece estar más preocupado por sacarse la foto que por la seguridad de la ciudadanía o la calidad de las obras que se pagan con nuestros impuestos”. La portavoz municipal del PP recuerda que “para el Partido Popular de Vilagarcía la seguridad vial es una de las grandes apuestas para el presente y el futuro de la ciudad. Así lo hemos demostrado en las aportaciones de los presupuestos y lo seguiremos exigiendo cada vez que nos lleguen quejas de los vecinos”.

Una vez más estamos ante un problema que se podría resolver con “voluntad política”, pero que a pesar de ser una de las calles más próximas al propio edificio de Ravella parece que el gobierno socialista no se da por enterado.
Las precipitaciones de esta semana volvieron a evidenciar que las aceras de Vilagarcía necesitan una actuación ambiciosa y decidida, porque proliferan los charcos y las baldosas rotas o movidas y las carreteras forman peligrosas bolsas de agua que elevan el riesgo de “aquaplanning” para los conductores. Uno de los viales que sufre este problema es precisamente el de Ramón Piñeiro.

La situación en el rural sigue pendiente de resolverse 

Hace meses que el PP denunció públicamente que hacía falta un plan para acometer profundas mejoras en el entorno rural de Vilagarcía. Cada vez que llueve en la ciudad, se acentúan los problemas en las distintas parroquias sin que el gobierno local haga nada para paliar estas necesidades.

“Los vilagarcianos que no viven en Plaza de Galicia tienen el mismo derecho que los demás a que sus calles estén en óptimas condiciones. El abandono sistemático del rural por parte de este gobierno, que cuenta con los recursos económicos suficientes para resolver sus demandas, sigue aumentando. El PP ha marcado como línea azul el cumplimiento de las mociones aprobadas en pleno, algunas de las cuales (Rubiáns, Castroagudín…) tiene precisamente este objetivo”, resume Suárez Sarmiento.

Elena Suárez – Portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular

Suscríbete a Arousa TV por correo