La Anpa recibió hoy los resultados del análisis del agua realizados por los servicios de Sanidad de la Xunta de Galicia. 

La cantidad de hierro en el agua supera el doble de la legalmente permitida. 

La asociación solicitará al centro que impida que los niños beban de los grifos.